¿Qué hacer si tenemos un problema de fuga de agua en la piscina comunitaria?

0
499

Hoy vamos a tratar sobre un elemento muy común en las comunidades de vecinos y que levanta muchas suspicacias a la hora de su mantenimiento o reparación, ya que algunos los consideran como un lujo innecesario, mientras otros lo ven como un servicio más de la comunidad y que por lo tanto debe estar operativo siempre, hablamos de la piscina comunitaria y sus reparaciones.

Uno de los problemas más habituales en una comunidad de vecinos con piscina es la de las fugas o filtraciones del vaso de la piscina. Un problema que provoca muchos conflictos y dudas acerca de su reparación.

¿Reparar o no reparar? esa es la cuestión.

La pérdida de agua en una piscina comunitaria es un problema común, y que en ocasiones es ignorada debido al relleno constante del agua que se filtra por el vaso de la piscina, pero.. ¿Es esto rentable?

Está claro que a largo plazo es más rentable repararla, pero en comunidades pequeñas o que atraviesan problemas económicos, no es una decisión fácil abordar la reparación de la piscina y se opta indefinidamente por el parcheado del problema continuamente.

Llegados a este punto deberemos de tener en cuenta otros factores a parte de la pérdida de agua evidente.

El mantenimiento del agua de la piscina en buenas condiciones es un problema cuando hay fugas de agua, y aquí ya empezaremos a tener serias dudas sobre la no rentabilidad de ignorar el problema. Hablamos de problemas de salud al no conseguir la completa desinfección y purificación del agua, y del gasto en producto químico para la piscina.

Si por ejemplo estamos ante una piscina con un sistema de cloración salina, deberemos de añadir constantemente sal, antialgas, floculante, etc.. En caso de un sistema de desinfección tradicional una adicción extra de cloro, con un descontrol de cantidad asociado.

La solución más eficiente, el liner

Los problemas de fugas y pérdidas de agua en piscina suelen ser difíciles de reparar, sobre todo si los problemas proceden del vaso, algo muy común derivado de una mala elección de materiales o un mal diseño en la estructura y planteamiento del terreno del vaso de la piscina.

Las comunidades de vecinos están optando cada vez más por el liner como solución para este tipo de problemas, ya que es una opción muy recomendable para todo tipo de piscinas.

El liner esta siendo tan popular últimamente por la dificultad que tiene reparar una piscina con revestimiento continuo o gresite reparando el vaso de forma constructiva, por no decir que en algunos casos es imposible, ya que se trata de un proceso que podríamos considerar como “hacer una piscina dentro de otra”.

La reparación con liner se trata de conseguir la estanqueidad del vaso de la piscina por medio de unas placas de PVC reforzado, que se amolda perfectamente al vaso de la piscina, y que tiene un tacto y aspecto visual agradable y personalizable en varios diseños.

El liner se compacta fácilmente para evitar fugas en las uniones de las placas, y además, la presión del agua sobre el, le da una mayor capacidad de adhesión al vaso de la piscina.

El profesional de la piscina te dará mayor información y más detallada de este tipo de reparaciones de piscinas.

¿Cómo llevamos a cabo este proceso en una comunidad?

Estas reparaciones de la piscina comunitaria deberá ser propuesta en junta de vecinos para intentar llegar a un acuerdo satisfactorio entre todos, de forma que el pequeño aporte extra de cada vecino en las cuotas de la comunidad harán posible esta reparación.

Una vez tengamos la complicidad de la comunidad para la reparación de la piscina, habrá que solicitar varios presupuestos para someterlos a votación por parte de los vecinos de la comunidad, de forma que se aprueben las cuotas extraordinarias y el encargado de la ejecución de dicha reparación.

Es probable que algunos vecinos se nieguen a la reparación de la piscina comunitaria, pero basándonos en la reforma de la Ley de Propiedad Horizontal, los vecinos tienen derecho a disfrutar de los servicios de la comunidad, y por lo tanto el presidente podrá tomar las medidas necesarias para permitir el correcto funcionamiento, en este caso, de la piscina comunitaria.

Como hemos visto en el artículo, hoy día no existe excusa para no tener operativa la piscina comunitaria gracias a las nuevas metodologías de estanqueidad para piscinas, con materiales simples y muy maleables, que evitan la reconstrucción del vaso de la piscina y por lo tanto, complejos procesos que pueden llevar a problemas terrenales y del buen funcionamiento de la comunidad de vecinos.

Agradecimientos a Arromel Piscinas por esta información sobre reparación de piscinas comunitarias. En su tienda online encontrarás material para piscina -> Visitar tienda online

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here