Optimización de costes en las comunidades de vecinos

0
156

Todos somos conscientes de que la situación económica que hemos vivido a lo largo de estos últimos años, ha derivado en una especie de psicosis que nos lleva a pensar continuamente en la necesidad de reducir los gastos en todos los ámbitos de nuestra vida, desde las compras en el supermercado, los consumos de suministros, pasando por la telefonía móvil y terminando como no, en el recibo de la comunidad de propietarios en la que vivimos. Por eso buscamos optimizar costes en las comunidades de propietarios.

Lo cierto es que esta tendencia en ocasiones nos hace tomar decisiones equivocadas, que a la larga pueden pasar factura y por ello hemos querido en este artículo fijar nuestro foco de atención en la “optimización de costes en las comunidades de propietarios” versus la “reducción de costes en las comunidades de propietarios” que bien se ha encargado todo nuestro entorno de que la tengamos presente a cualquier hora del día y en cualquier circunstancia.

Ejemplo de reducción de costes en las comunidades de propietarios

Recientemente conocimos un caso en el que el presidente se empeñó en reducir la potencia contratada de la luz del portal para reducir el coste del término fijo en la factura de la luz, y al día siguiente el ascensor no funcionaba porque no había potencia suficiente… Lo que él no sabía además, es que algunas comercializadoras solo dejan hacer un cambio de potencia al año, con lo cual, ¡problema al canto!

Normalmente, si no tenemos cuidado, reducir el precio de las cosas conlleva una pérdida de calidad en los productos o  servicios que consumimos (aquello de que lo barato sale caro…), mientras que optimizar, implica gestionar mejor los recursos de los que disponemos para obtener la misma calidad de servicio, o mejor,  a un precio inferior, función en la que algunas empresas de administración de fincas están totalmente especializadas gracias a diferentes acuerdos marco con empresas de referencia.

Administradores de fincas y costes en las comunidades de propietarios

Los administradores de fincas no somos ajenos a todo esto y también nos encontramos en el punto de mira de la reducción de honorarios, o competencias leoninas,  sin ser muchas veces la comunidad consciente de que  el que paga poco, poco recibe y que por supuesto está en su derecho de querer pagar cuanto menos mejor.

A este respecto es necesario poner de manifiesto  que no todos los administradores de fincas tienen la misma capacidad de optimizar los costes en las comunidades, y no todos los administradores de fincas dedican el mismo tiempo a mejorar el funcionamiento de una comunidad de propietarios. Un administrador de fincas “caro”, por llamarlo de alguna manera, posiblemente tenga una capacidad de negociación elevada con el resto de proveedores, pudiendo de esta manera reducir los costes en las comunidades de muchas de las partidas de gastos sin perder en calidad y servicio, con lo que este mismo administrador se puede convertir en el más “barato” cuando echemos un vistazo a las cuentas y veamos que el ahorro conseguido supera con creces la diferencia de honorarios.

Es por ello, que antes de elegir un administrador de fincas para nuestra comunidad de propietarios, bien porque no haya, bien porque no se esté satisfecho con los servicios que presta el actual, una de las principales cuestiones que hay que plantearse al contratar es  el tipo de servicio que queremos obtener, y preguntarse entre otras cosas, qué capacidad tiene para reducir las partidas de gastos comunitarios sin perder en calidad, porque esa puede ser una de las claves para tomar la decisión más adecuada y hacer que nuestra “inversión” sea de lo más rentable.

Los administradores de fincas y los costes en las comunidades de propietarios

Uno de los principales objetivos de los administradores de fincas es esta optimización global de los costes en las comunidades de propietarios,  basada en la reducción controlada de costes y revisión continua de los contratos de proveedores de las Comunidades que Administramos. Disponemos de casos reales de Comunidades de Propietarios donde se han visto reducidos sus gastos hasta en un 20% anual, lo cual supone una cuantía muy importante para los vecinos que en gran mayoría están viviendo una situación complicada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here