Consejos para emprendedores en solitario (II)

 

emprendedores

Segunda parte del artículo La dura verdad del emprendedor en solitario (I) de  con el que creemos que os sentiréis muy identificados si sois emprendedores en solitario y no contáis con el apoyo de ningún familiar, socio o fondo de inversión multimillonario. ¡Qué lo disfrutéis!

4.- Algunos confundirán tu trabajo duro con buena suerte: Esos emprendedores con suerte…

Muy a menudo, la gente me ha dicho que yo tengo “taaaaanta suerte” que como emprendedor tengo la oportunidad de trabajar para mí misma – como si no fuera algo por lo que he peleado y trabajado durante mucho, muuuucho tiempo.

Pero entiendo el sentimiento. De verdad. Este ha sido un sueño para mí durante mucho tiempo, así que me siento un poco “con suerte” de ser capaz de hacer esto! Sin embargo, aunque me encanta mi vida y el trabajo que tengo que hacer, no es fácil (ni parece que llegue a ser fácil) y no siempre es divertido. Se necesita una planificación a largo plazo, mucho sacrificio y trabajo duro constante; “Suerte” no es parte de la ecuación para un emprendedor.

Lo que he llegado a entender es que estos comentarios no vienen de un espacio negativo (en su mayoría). Ellos no están destinados a disminuir intencionalmente cualquier trabajo duro que has hecho (o los años que usted ha planeado o el dinero que ha invertido) para llegar a donde estás ahora. Miro a las mujeres (y hombres) que admiro todo el tiempo y creo, “¡Ah, son tan afortunados! Me gustaría tener … todo lo que tienen. Olvidando por un momento que también fueron emprendedores y les ha llevado años y años de trabajo duro y de persistencia (no suerte) poder llegar ahí.

La mejor manera de contrarrestar este tipo de comentarios es simplemente decir: “No es que tenga suerte. Ha sido un trabajo duro. Pero me doy cuenta de lo que quieres decir. Estoy muy agradecido por mi vida. ” ¡Y no tengo ninguna duda de que tú puedes hacer lo mismo, si quieres! “

Cualquiera de nosotros puede, porque el polvo de hadas mágico llamado “suerte” no tiene nada que ver con trabajar duro e invertir a largo plazo.

5.- De vez en cuando, hay que decir NO a clientes potenciales

En el mejor de los casos, posiblemente no podrías añadir un proyecto más a tu agenda. Pero también puede suceder que te encuentras con alguien que no es el cliente más adecuado para tu empresa. Los emprendedores tenemos que saber decidir.

Esto no quiere decir que haya nada malo con ellos y ciertamente no quiere decir que haya nada malo con usted. Lo que significa es que usted sabe, por una miríada de razones, que usted no es la persona adecuada para el trabajo – Y posiblemente sacrificará su felicidad futura si usted coge el trabajo “por el simple dinero “.

Ha sido un verdadero aprendizaje para mí comprender poco a poco que no tengo que tomar cualquier trabajo que se me presente. He llegado a gusto con la idea de que “siempre hay más trabajo de donde vino el anterior” – ya sea clientes potenciales, una victoria feliz, un cheque de pago satisfactorio, o cualquier otra cosa más. Es duro mentalizarse para esto en tiempos de crisis pero a la larga siempre se cumple.

Decir que no a una persona – que probablemente no era tu cliente objetivo, para empezar – no significa que los clientes potenciales desaparecerán para siempre. Tal vez usted tenga que modificar su programa de mensajería para asegurarse que está apuntando a la gente adecuada – o tal vez simplemente ha despertado el interés de alguien, pero todavía no tiene suficiente interés por su trabajo.

Cualquiera que sea el caso, está bien decir: “No, gracias”, y confiar en que otro trabajo perfecto pronto vendrá.

6.- Dudarás de tu capacidad como emprendedor todos los días

El número de veces que me he dicho que yo realmente no soy un buen emprendedor, y lo pienso en promedio por lo menos una vez al día. Al menos.

No es un buen pensamiento y yo trabajo contra él (también al día) – pero puede ser aterrador trabajar por tu cuenta y sentir tu resistencia interior a reconocer un buen trabajo por lo que me creo que no soy realmente talentosa, que probablemente no debería cobrar a la gente dinero para esto, y que yo soy un fraude total.

Mi resistencia interna está mal, por supuesto. Soy una muy buena emprendedora y comercializadora, mis servicios son valiosos y vale la pena cobrar por ello, y sólo voy a seguir para mejorar como escritora y como mujer de negocios a medida que continúo haciendo el trabajo.

Eso no quiere decir que la vocecita negativa jamás desaparecerá. Yo no creo que lo haga. Lo importante para mí – y yo asumiría para ti, también – es que yo sea consciente de ello. Tengo que reconocer los momentos en que me he convencido con pequeñas mentiras para traerme abajo, para empujarme contra mis límites  y tratar de convencerme a mí misma de no ir más lejos.

Si usted lucha con esto también, recuerde (y tal vez póngalo donde se pueda ver): ¡Tienes talento!. Usted es digno de sus clientes y de cobrar por su trabajo.

Y cuando la duda vuelva repita y recuerde esta verdad.

Vía: Linkedin

¿Qué hay de ti?

¿ Qué te parece ser emprendedor ? ¿Tienes experiencia con alguna empresa ? ¿Crees que merece la pena y lo recomiendas?

Esperamos con interés tus opiniones y puntos de vista en los comentarios a continuación.

También te puede interesar…

9 Consejos Imprescindibles para publicar anuncios en Vecinolisto.es

Las herencias «igualarán la demanda de pisos» dentro de 10 años

Ranking de las Empresas de Reformas mejor valoradas en Vecinolisto.es 

¡El Equipo de Vecinolisto os deseamos un buen día vecinos! ¡Lo bueno se comparte!

Os invitamos a entrar en www.vecinolisto.es, el buscador de las mejores empresas para comunidades de vecinos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>