Ahorro energético: La luz en las zonas comunes, una meta para las comunidades de vecinos

En una época como la que nos ha tocado vivir, el ahorro es una constante en nuestra vida. Empezando por los gobiernos (que nos lo digan a los españoles) y terminando por el hogar. Cuando hablamos de ahorro, cada vez se hace más frecuente añadir el frecuente energético, siendo el ahorro energético un punto en el que más hincapié se está haciendo en la búsqueda de la eficiencia. En España se estima que el gasto energético de las comunidades de vecinos supone entre el 30% y el 40 del consumo doméstico. Un gasto que no se toma tan en cuenta en el presupuesto familiar y que se puede reducir drásticamente.

AHORRO ENERGETICO B

Consultando con algunos de los especialistas en el consumo eléctrico y la iluminación, como Lámpara Directa, se ha elaborado una serie de consejos para controlar el gasto de las zonas comunes en las comunidades de vecinos. Consejos sencillos que se traducen en ahorro directo.

Cuando se habla de ahorro energético, no solo nos referimos al ahorro monetario, que suele ser lo que más preocupa, sino también ambiental. Un tema que cada vez está más en el candelero popular y en la concienciación individual. Es por ello que cada vez resulta más importante tener en cuenta pequeñas acciones para mejorar nuestra eficiencia energética, y alguna de ellas para ahorrar luz son:

  • Apostar por la iluminación LED: Estamos inmersos en la revolución LED, una revolución que apunta un ahorro del 80% en el consumo de la luz. Todos los especialistas apuntan la importancia de realizar el cambio desde las bombillas tradicionales o las de bajo consumo hacia las instalaciones LED. Como beneficios postulan el ahorro energético y económico, una menor contaminación y una vida útil mayor, estimada en 45.000 horas de uso.

618_348_the-led-bulb-advantage

  • Sectorización y detectores de presencia: El encendido de las luces en el edificio completo supone muchas veces uno de los mayores gastos energéticos en una comunidad de vecinos. Para evitar esto una de las mejores maneras es colocar sistemas de sectorización, de forma que solo se iluminen las partes cercanas al pulsador. Por otra parte los detectores de presencia en las zonas de paso (como pasillos y escaleras) también resultan útiles para el ahorro energético ya que se accionan y apagan solamente cuando detecten alguna presencia.
  • Limpieza de las luces: A parte de estos dos procesos de instalación, también hay que apuntar la importancia de una correcta limpieza y mantenimiento de las luces, farolas y bombillas. Una limpieza incorrecta puede incurrir en la pérdida del 10% de la capacidad lúminica de la bombilla, con el aumento del consumo energético y la pérdida de calidad del flujo.
  • Pintura de las zonas comunes: En el tema del ahorro energético en las zonas comunes el color que elijamos en la pintura también es importante. Siempre es aconsejable utilizar colores claros ya que que reflectan mejor la luz, necesitan menos cantidad lumínica y, por consiguiente, mejoran el ahorro energético.

Estos son algunos consejos para ahorrar energía eléctrica, pero existen otras técnicas para ahorrar en el consumo de agua o energía térmica que las comunidades de vecinos deberían empezar a explotar y fomentar porque, como decíamos al principio, parece ser que nos hemos instalado y acostumbrado a la época del ahorro.

Autor: Antonio Molina

Imagen de Levi Brown

2 pensamientos en “Ahorro energético: La luz en las zonas comunes, una meta para las comunidades de vecinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>