Alta seguridad residencial: 150 cámaras instaladas en 1 pared en blanco en Madrid

cámara de la pared la foto completa

Si alguna vez tienes la sensación de que estás siendo observado, bueno, por una vez, puede que tengas razón. Esta flota de cámaras de vigilancia está inactiva, pero es totalmente sorprendente para cualquiera que pase por la calle. Lo único que falta es un anuncio de George Orwell y su libro 1984 para que la estampa sea perfecta.

cámara de pared panorama

cámara de pared implacable enfoque

cámara de pared 2d ilusión

El artista urbano SpY , conocido por grandes intervenciones que hacen reflexionar, realmente hace honor a su nombre en esta instalación situada al lado de una calle lateral en Madrid, España.

cámara de pared artista sombra

cámara muro de cerca

cámara de pared serie de arte

La captura de los transeúntes desprevenidos, se produce con una serie de cámaras que disponen de forma ordenada y se disponen ciento cincuenta cámaras de seguridad apuntando en la misma dirección, todos los transeúntes se llevan  una sensación de malestar que es sólo un poco de reflexión irracional.

cámara pared una dirección

instalación de cámaras de arte de la pared

cámara de la pared a la vista

Mientras las cámaras están inactivas en la práctica, el efecto de la sensación de ser observado por muchos ojos sigue siendo desproporcionadamente inquietante.

cámara viejo visión callejónde

cámara de pared grúa veritcal

El proceso de construcción fue laborioso, pues implicó una grúa y la fijación manual y alineación de cada cámara a lo largo de una cuadrícula cuidadosamente planeada.

proceso de instalación de la cámara de pared

arte levas seguridad pared

Además su enfoque uniforme, el color uniforme y el estilo de cada unidad agrega otro nivel de molestia a la mezcla, como un ejército en marcha de agentes robóticos sin emociones en alguna película de ciencia ficción.

Cuando George Orwell escribió su obra maestra 1984, la idea de una sociedad vigilada parecía sólo un producto de la imaginación del autor; sin embargo, con el paso del tiempo, así como sucedió con algunas obras de Jules Verne, la realidad probó que estos conceptos eran más que factibles. Actualmente, ni siquiera cuestionamos la existencia de cámaras de vigilancia, no sólo dentro de los inmuebles, sino incluso en las calles, despreocupándonos por aspectos que antes parecían sumamente valiosos, como la privacidad y el anonimato.

Vía Weburbanist.com y http://thecitylovesyou.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>